Bakeaz blai es un proyecto pedagógico integral que tiene como pretensión trabajar valores de paz, convivencia y Derechos Humanos y dotar a las personas de herramientas para su aplicación en la promoción de una Cultura de Paz.

Bakeaz blai es un programa de intervención educativa que cuenta para su aplicación con dos compontes significativos; la participación activa y directa de víctimas educadoras y el contexto de realización: una parte del programa se lleva a cabo en el aula y otra en un entorno pedagógico protector.

La vivencia de este proyecto y sus dinámicas posibilitarán, desde la sensibilización, generar un sentido de responsabilidad en la construcción de la paz.

Este proyecto pedagógico integral se enmarca bajo “los paraguas” de la Ley estatal Ley 29/2011, de 22 de septiembre, de Reconocimiento y protección a las víctimas de terrorismo, la LEY vasca 4/2008 de 19 de junio, de Reconocimiento y Reparación a las víctimas del terrorismo y el decreto 107/2012, de 12 de junio, de declaración y reparación de las víctimas de sufrimientos injustos como consecuencia de la vulneración de sus derechos humanos, producida entre los años 1960 y 1978 en el contexto de la violencia de motivación política vivida en la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Y se ha tomado de referencia:

  • El Plan Vasco de Educación para la Paz y los Derechos Humanos (2008-2011).
  • La reformulación del Plan Vasco de Educación para la Paz y los Derechos Humanos “Convivencia democrática y deslegitimación de la violencia" (2010-2011).
  • El primer informe sobre Víctimas de Vulneraciones de Derechos Humanos derivadas de la Violencia de Motivación Política (2008).
  • El segundo informe sobre víctimas de vulneraciones de derechos humanos y sufrimientos injustos producidos en un contexto de violencia de motivación política (2010).
  • Informe-base de vulneraciones de derechos humanos en el caso vasco (1960-2013).

Bakeaz blai y su intervención educativa tiene diferentes planos de actuación y dimensiones de trabajo. Contempla una metodología vivencial, participativa y promotora de la reflexión que permitirá a las personas conocer y sentir, extraer conclusiones del análisis de su entorno más cercano, para después adquirir actitudes noviolentas.

Está pensado para llevarse a cabo en dos contextos diferenciados, el contexto escolar/grupo y el contexto pedagógico protector1. Este programa tiene diferentes destinatarios; Centro educativo (alumnado y profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato), grupos (educadores y jóvenes de 15 años en adelante) y personas adultas.

Diferentes agentes educativos serán los encargados de poner en marcha el programa;

  • El profesorado/educadores/as en el centro educativo/grupo.
  • Dinamizadores especializados y víctimas que sufrieron en primera persona las consecuencias de la violencia, en el contexto pedagógico protector.

Este planteamiento posibilitará trabajar las diferentes violencias y vulneraciones de los derechos humanos, “empaparnos” poco a poco de actitudes de empatía y escucha activa hacia la vivencia del sufrimiento, para ir desarrollando un compromiso personal y grupal de solidaridad hacia las personas víctimas, y con la justicia y la noviolencia.